header3.jpg

2013 Un año para recordar a D. José Bermejo y Carballo

GrabadoEl próximo año se cumplen 125 años del fallecimiento del que fue nuestro Hermano Mayor desde 1858 hasta el día 5 de Septiembre de 1888 en que dejó este mundo para acompañar eternamente a nuestro Stmo. Cristo de las Siete Palabras en su Gloria.

Pero no sólo el pertenecer a nuestra Hermandad y ser su Hermano Mayor durante 30 años ininterrumpidos, es lo que hace de él una personalidad extraordinaria, además su preocupación por las Cofradías sevillanas fue unos de los principales motivos de su vida, en una época muy difícil para estas corporaciones, pasada la invasión francesa, que tanto daño causó, las vicisitudes de España con el final del infausto reinado de Fernando VII, el reinado convulso de su hija Isabel II, que acabó con su derrocamiento y exilio con la proclamación de la “Gloriosa” que acabó expulsándonos del Convento Casa Grande del Carmen en 1868, que había sido nuestra sede canónica desde 1561. Es en esta época, unos años antes de nuestra salida del Carmen, allá por 1850 cuando providencialmente conoce la existencia de nuestra Hermandad, que se encontraba en una etapa de decadencia y en bastante abandono y en Cabildo General del 11 de Abril de 1858 es elegido Hermano Mayor. A partir de ese momento y hasta su desaparición todo fue mantener a las Siete Palabras entre las primeras Cofradías de Sevilla, a modo de ejemplo, podemos citar algunos de sus logros:


- Restablece la Estación de Penitencia en 1858.
- Recupera las túnicas actuales, que son originarias de 1595 para la Semana Santa de 1867.
- Se realizan el resto de las imágenes del Misterio, La Virgen de los Remedios (1865), San Juan Evangelista (1859) y las tres Marías (1865-1866).
- Se estrena el estupendo manto de salida de la Virgen de los Remedios, obra de Celestino Rodés y terminado por las Hermanas Antúnez (1870-1877).
- Encarga a las Hermanas Antúnez las ropas de las imágenes del Misterio.
- Adquiere la magnífica imagen del Stmo. Cristo de las Siete Palabras en 1881.
- Realiza el fantástico paso de Misterio en 1879, diseñado por Joaquín Díaz y tallado por Francisco Reguera y que actualmente es la admiración del mundo Cofrade.
- Se estrena en 1873 la Cruz de Guía que de forma tan significativa nos distingue, realizada por nuestro hermano Manuel Gutiérrez Reyes.
- Se realizan los mas clásicos ciriales que procesionan en Sevilla.
- Se reinstaura el Quinario al Stmo. Cristo de las Siete Palabras en 1860.
- Se estrenan en 1871 las coplas dedicadas al Stmo. Cristo de las Siete Palabras compuestas por A. Solís y que aún se interpretan en los días de Quinario.

MISTERIO ESQUINA SAN VICENTE MUSEOY podríamos seguir enumerando logros en sus fructíferos 30 años dirigiendo los destinos de nuestra Hermandad, pero sólo he querido dejar unas pinceladas de los más importantes.

Como hemos indicado anteriormente su labor en las Cofradías no se circunscribió a nuestra Hermandad, se multiplicó en atender y poner en valor diversas Hermandades de Sevilla, entre las que podemos citar La Soledad, Pasión y Los Negritos de las que formó parte de sus respectivas Juntas de Gobierno y como hermano de número se le conoce que lo fue de las de la Amargura, El Valle y El Amor, no dejando dudas de su empeño en colaborar con las Hermandades de Sevilla. 

Como contribución excepcional al conocimiento de las Cofradías de Sevilla, edita en 1882 el famosísimo libro “GLORIAS RELIGIOSAS DE SEVILLA, NOTICIA HISTÓRICO DESCRIPTIVA DE TODAS LAS COFRADÍAS DE PENITENCIA, SANGRE Y LUZ, FUNDADAS EN ESTA CIUDAD”, primer compendio completo donde se describen la historia de todas las Cofradías existentes en aquel momento y que debe ser un texto indispensable, salvando todas las posibles inexactitudes que el paso del tiempo ha aclarado, para todo buen cofrade de Sevilla. En 1977 la Hermandad de Jesús Despojado, con gran acierto, reeditó en formato facsímil el libro, posibilitando así su lectura por nuestra generación.

Sevilla y, en especial, el mundo cofrade debe mantener siempre en su recuerdo a tan singular personaje y por este motivo las Hermandades de Las Siete Palabras y La Soledad de San Lorenzo hemos iniciado el camino para organizar unos actos conmemorativos del 125 aniversario de su fallecimiento. Se ha mantenido una primera reunión en la Casa Hermandad de la Soledad con la asistencia del Teniente de Hermano Mayor de las Siete Palabras, El mayordomo Primero de la Soledad, el Profesor de la Universidad Hispalense D. José Roda Peña, el Director del Boletín de las Cofradías y hermano de las Siete Palabras D. Rafael Jiménez Sampedro como experto conocedor del archivo de las Siete Palabras y en especial de la época en que Bermejo fue Hermano Mayor y el hermano de la Soledad D. Ramón Cañizares Japón, Archivero oficial de esta Hermandad y autor del libro “La Hermandad de la Soledad”, así como investigador concienzudo de la vida de D. José Bermejo. Esta reunión ha servido para una primera toma de contacto y para establecer con exactitud las Hermandades a las que perteneció, quedando por confirmar su pertenencia a la Hermandad del Amor. Cuando se tenga la certeza completa de las Hermandades a las que estuvo ligado se organizará una nueva reunión invitando al resto de Hermandades para exponer la idea de tal conmemoración y solicitar que se adhieran a la misma.

Antes de terminar me gustaría a modo de pequeña y muy resumida biografía de nuestro insigne personaje, dar unas notas sobre su vida para el general conocimiento de los hermanos: D, José Bermejo y Carballo nace en Sevilla en 1817, hijo de Marcos Bermejo y María Antonia Carballo, se bautiza en el Salvador el 28 de Agosto de ese mismo año. En la Universidad de Sevilla cursa los estudios de Abogado, graduándose el 9 de Agosto de 1838. Perteneció como Oficial de Junta a las Hermandades de Las Siete Palabras (Hermano mayor 1858-1888), La Soledad de San Lorenzo (Mayordomo, Secretario, Diputado y Consiliario en diversas etapas entre 1863 y 1886), Los Negritos donde ingresó como esclavo blanco en 1848 y fue Diputado Blanco 1º en 1877 y la Hermandad de Pasión donde dirigió su reorganización en 1841. También se conoce que perteneció a las hermandades de La Amargura, El Valle y todavía en investigación a la del Amor. Se sabe que residió en la calle Alcázares, actual Santa Ángela de la Cruz y que falleció el 5 de Septiembre de 1888. El funeral de córpore in sepulto se celebró en San Marcos y su posterior traslado al cementerio de San Fernando donde descansan sus restos en el Panteón de la familia Robles y Elías, noticia ésta última que se la debemos a las investigaciones que ha realizado D. Ramón Cañizares Japón para localizar el lugar exacto de su enterramiento. Días después, el 5 de Octubre, su Hermandad de las Siete Palabras celebró unos solemnísimos funerales en la Iglesia de San Vicente, de los que quiero transcribir parte del texto que dejó el que fuera Secretario 1º de nuestra Hermandad en aquel momento, D. Luis G. de Güeto en el libro de Actas de Cabildos con fecha 15 de Octubre de 1888, documento que debemos su conocimiento a nuestro hermano y organizador de nuestro Archivo, D. Rafael Jiménez Sampedro, donde ice entre otras cosas refiriéndose a los funerales:

MISTERIO SALIDA DE SAN VICENTE“(…) En cumplimiento de lo acordado en la Junta anterior, se celebraron en nuestra Capilla los solemnes funerales en sufragio del alma del que fué nuestro Hermano Mayor el Señor D. José Bermejo y Carballo (Q..S. G. H.), los cuales tuvieron lugar el día cinco del corriente mes de Octubre, en la forma siguiente:

Ante todo, animados como estaban todos los hermanos de esta Archicofradía, de un mismo espíritu de cariñosa gratitud hacia el virtuoso finado; y procurando por lo tanto, que este fúnebre acto se verificase con el mayor esplendor posible, se prepararon oportunamente nuestros Altares con multitud de luces y enlutándolos con frontales negros, colocando también una vistosa alfombra en nuestra Capilla. Delante de la cual se formó un lujoso catafalco cubierto de rico paño de terciopelo negro bordado de oro, y ran número de blandones alrededor con hermosos cirios, habiendo colocado sobre el mismo la vara de Hermano Mayor, enlutada con un crespón negro, y a la cabeza del referido Catafalco, en el lugar que debía ocupar la Cruz Parroquial, se puso nuestro Estandarte, envuelto así mismo en elegantes crespones que caían sobre el dicho atafalco (…)”.

Quiero con esta breve reseña en nuestro Boletín poner en aviso a todos nuestros hermanos de tal conmemoración y solicitar que cuando llegue el momento sepamos estar a la altura de los acontecimientos, principalmente con nuestra asistencia, a los actos que durante el año 2013 se van a realizar, no olvidemos que debemos a D. José Bermejo y Carballo que nuestra Hermandad siga manteniendo ese sello de clasicismo que nos distingue del resto de Cofradías y evidentemente toda la Sevilla Cofrade debe saber recordar a tan insigne sevillano y cofrade.

Antonio Escudero Galván
Teniente de Hermano Mayor de la Archicofradía Sacramental de las Siete Palabras.

Artículo publicado en el boletín nº 78 de la Hermandad

GRABADO ANTIGUO SIETE PALABRAS

FacebookTwitterYouTube-Icon-150x150-48x48 instagram- 

Último mes Noviembre 2017 Mes siguiente
L M X J V S D
week 44 1 2 3 4 5
week 45 6 7 8 9 10 11 12
week 46 13 14 15 16 17 18 19
week 47 20 21 22 23 24 25 26
week 48 27 28 29 30